La nueva normalidad antes de la COVID-19